Los 10 mejores consejos alimenticios para controlar la diabetes

No existe un patrón de alimentación ‘único para todos’ para las personas con diabetes, pero Sergio Russo del programa revertir la diabetes sugiere que pueden ser incorporadas en los objetivos individuales de alimentación saludable para las personas que tienen la afección …

1. Coma comidas regulares

Espaciar las comidas de manera uniforme durante todo el día le ayudará a controlar su apetito y sus niveles de glucosa en sangre, especialmente si usa insulina dos veces al día.

2. Opte por carbohidratos de absorción lenta

Todos los carbohidratos (carbohidratos) afectan los niveles de glucosa en sangre, así que tenga en cuenta cuánto come y opte por carbohidratos que se absorben más gradualmente. Pruebe pasta de trigo integral, arroz basmati; pan de centeno, centeno o centeno; papas nuevas en sus pieles, batatas y batatas; cereales a base de avena, como gachas de avena o muesli natural (sin endulzar).

3. Corte la grasa

Coma menos grasa, particularmente grasa saturada. Pruebe las grasas y aceites insaturados, especialmente las grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva virgen extra y el aceite de colza, ya que estos tipos de grasa son mejores para su corazón. Use productos lácteos bajos en grasa, incluida la leche descremada o semidesnatada. Ase a la parrilla, cocine al vapor o hornee alimentos en lugar de freírlos. Recuerde que todas las grasas aportan cantidades similares de calorías, por lo tanto, limite su ingesta general si desea perder peso.

4. Cinco al dia

Intente comer al menos cinco porciones de frutas y vegetales todos los días para darle a su cuerpo las vitaminas, los minerales y la fibra que necesita. Una porción es: 1 pieza de fruta de tamaño mediano, como un plátano o manzana, 1 puñado de uvas, 1 cucharada (30 g) de fruta seca, 1 vaso pequeño (150 ml) de jugo de fruta 100% sin azúcar o licuado de frutas, 3 cucharadas colmadas vegetales.

5. Coma suficientes frijoles

Los frijoles, lentejas y legumbres son bajos en grasa, altos en fibra y baratos para comprar. No tienen un gran impacto en la glucosa en sangre y pueden ayudar a controlar las grasas en la sangre como el colesterol. Pruebe frijoles, garbanzos, lentejas verdes e incluso frijoles horneados. Incluya en sopas y cazuelas, frío en ensaladas, en falafel, hamburguesas de frijoles y humus y dahls bajos en grasa.

6. Come más pescado

Todos los tipos de pescado son saludables, siempre que no estén recubiertos con pasta o fritos, pero los pescados grasos como la caballa, las sardinas, el salmón y la trucha son particularmente buenos para ti. Son ricos en omega-3 (grasa poliinsaturada) que ayuda a proteger contra las enfermedades del corazón, que las personas con diabetes corren un mayor riesgo de tener. Trate de comer dos porciones de pescado azul a la semana.

7. Reduzca el azúcar

Tener diabetes no significa que deba seguir una dieta sin azúcar. Puede incluir algo de azúcar como parte de una dieta sana y equilibrada, siempre que no lo haga en exceso. Solo pretenden tener menos. También puede usar otros edulcorantes como alternativa al azúcar. Algunas formas sencillas de reducir el consumo de azúcar incluyen elegir bebidas sin azúcar, comprar fruta enlatada en jugo en lugar de jarabe y reducir o eliminar el azúcar en el té y el café. Pero recuerde, las bebidas azucaradas son un excelente tratamiento para los hipos (hipoglucemia – bajo nivel de glucosa en sangre).

8. Reduzca la sal

Tener demasiada sal aumenta el riesgo de presión arterial alta. Esto a su vez aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, que las personas con diabetes ya están en mayor riesgo de tener. Reduzca la sal en su dieta a no más de 6g por día. Trate de reducir los alimentos procesados ​​que representan aproximadamente el 70 por ciento de nuestra ingesta de sal. También puede tratar de aromatizar alimentos con hierbas y especias en lugar de sal.

9. Beba con sensatez

El límite de alcohol recomendado para hombres y mujeres no es más de 14 unidades por semana. Recuerde: 1 unidad es una medida única (25 ml) de licores, media pinta (284 ml) de cerveza de fuerza normal, cerveza o sidra, pero una copa de vino pequeña (125 ml) es en realidad 1,5 unidades. El alcohol es rico en calorías Para perder peso, considere reducirlo. No es una buena idea beber con el estómago vacío, especialmente si toma insulina o medicamentos que lo ponen en riesgo de hipoglucemias, ya que el alcohol puede hacer que los hipos sean más propensos a ocurrir.

10. No te molestes con los llamados alimentos diabéticos

Estos productos no ofrecen ningún beneficio para las personas con diabetes y aún pueden afectar sus niveles de glucosa en sangre. Pueden contener tanta grasa y calorías como las versiones normales, a menudo son caros y pueden tener un efecto laxante.

Comments are Disabled